Cómo NO se hace


COMO NO SE HACE

Quiero compartir este post con vosotros, básicamente, para ahorraros disgustos; Del tipo “¿¡quién ha puesto arena en mis cupcakes!?” o también “¿¡porque el buttercream me odia!? he pasado por eso y os cuento como evitarlo.

Hay dos cuestiones importantes en juego:

  • La thermomix
  • El azúcar glass

Los que tenemos thermomix, queremos usarla para todo, pero no es la herramienta más adecuada para batir el buttercream, incluso unas varillas manuales de montar nata, dan una textura más consistente a la crema de mantequilla. Las varillas permiten que la crema se airee y sus accesorios son más adecuados que la mariposa de thermomix para montar la mantequilla.

 

Algo más a tener en cuenta para que el buttercream os quede perfecto, es respetar al máximo los ingredientes y cantidades de la receta (la repostería es así de delicada amigos, no valen margarinas light ni inventos del tebeo)

Si las cantidades de azúcar glass os parecen desmesuradas, que no me extrañaría nada (por ejemplo 200gr de mantequilla más 450gr. de azúcar) podéis reducir el azucar glass, pero siempre debe haber un 10% más de azúcar que de mantequilla como mínimo, para que el resultado no pierda consisténcia, como en la siguiente foto donde se puede apreciar la falta de consistencia de la crema incluso el granulado del azúcar glass:

En cuanto al azúcar Glass tiene que ser inpalpable, para ello podemos comprar icing sugar de reposteria que nos cuesta 6,50 € el kg. Pero la opción de “Cupcakes Baratos” es utilizar azúcar glass más barato como el de marca Südzucker de “Aldi” o Hacendado de “Mercadona” y pulverizarlo en la Thermomix o con un molinillo. Si después la tamizais (con un tamiz o colador) la textura quedará perfecta, sin dejar una textura terrosa tan desagradable en el buttercream.

 

 Probadlo y me contáis!!!! Besos a tod@s!!!

15 Comments

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *